lunes, 6 de febrero de 2017

Cochabamba: Visita al Cristo de la concordia

Ubicado en el cerro San Pedro en el lado este de la ciudad de Cochabamba, se encuentra el segundo Cristo más grande del mundo con 40.44 metros (34.20 m de la imagen y 6,24 m del pedestal), solo detrás del Cristo Rey de Swiebodzin en Polonia. Ubicado a 2842 m.s.n.m. se eleva casi 300 metros por encima de la ciudad y puede ser visto desde prácticamente toda la ciudad.

Construido en conmemoración de la llegada del papa Juan Pablo II, se inauguró en 1994, luego de 7 años de construcción por una iniciativa privada de algunos ciudadanos. La estatua fue concebida con los brazos abiertos para pedir la protección de Cristo a la ciudad y recordar la hospitalidad de los cochabambinos.
Existen muchas formas de llegar hasta este lugar, siendo la forma más desafiante el subir a pie los 1399 escalones desde las faldas del cerro. Otra manera es a través del teleférico, muy concurrido los fines de semana, que funciona desde hace más de una década y permite ver la ciudad desde otro ángulo a medida que va subiendo en un recorrido de alrededor de 5 minutos desde un parque ubicado en el extremo este de la ciudad a un precio módico que no supera los 15 Bs por ambos tramos. También existe una carretera que se utilizó para transportar las piezas prefabricadas y otros materiales hasta la cima en la construcción y que ahora está habilitada para el paso de vehículos, existen taxis en el mismo parque que ofrecen hacer el recorrido.
Debido al clima de la ciudad y a su casi permanente cielo azul, es recomendable llevar una gorra o sombrero, bloqueador solar o ropa que cubra brazos y piernas, una botella de agua (aunque existen quioscos en la parte superior con precios algo superiores) y opcionales unos binoculares o una cámara con un buen zoom óptico.
En la cima existe un mirador en 360°donde puede verse la ciudad, la laguna Alalay, las montañas y Sacaba, una ciudad pequeña al otro lado del cerro. También hay quioscos que ofrecen gaseosas y snacks. Existen baños y un restaurante debajo del Cristo. En el pedestal venden pequeñas estatuas, medallones y platos con la imagen del Cristo como recuerdo de la visita al lugar.
Los fines de semana es posible subir dentro del cristo a un costo extra de 5 Bs y llegar hasta los brazos, una experiencia que vale la pena ya que existen pequeñas ventanas distribuidas en toda la subida con varios ángulos hacia todo el valle cochabambino.